Home / LIFESTYLE / Le Goût des Autres / Diario de una modelo por accidente

Diario de una modelo por accidente

 

Primero quiero agradecer a todos los que me leyeron, me realimentaron y hoy están aquí conmigo ¡Gracias miles y bienvenidos! La página de hoy, relata el diario de una modelo por accidente.

Algunas personas expresan sus sentimientos propios y hacia los demás a través de palabras, escritos, miradas, movimientos…yo lo hacía, entre otras, a través de la ropa. Recuerdo que cuando me mudé a la capital, para empezar la Universidad, mis compañeros de estudios me molestaban porque mis atuendos eran muy coloridos.Natalia 1

En esta ciudad, donde llueve mucho y hace frío por la altura (“2,600 metros más cerca de las estrellas ’’como dicen los agentes turísticos) las personas acostumbran a usar prendas monocromáticas a base de tonos grises, negros y cafés .Yo vengo de una región montañosa, de clima templado, donde eso no sucede y la alegría del trópico se evidencia en los colores de las prendas de vestir.

Cuando había menos de 7 colores en mis atuendos diarios (incluyendo la cartera, los accesorios y los cordones de mis zapatos) significaba que algo andaba mal. Mis amigos aprendieron a leerme rápidamente: sin necesidad de hablarles o mirarlos a la cara ya sabían si estaba triste, homesick o si simplemente me había enfermado. “¿Mona, qué pasa hoy que estas toda de ‘grisecito’?” , “¿Dónde quedó la paisa pintoresca de los siete colores?”

Natalia 2 Al principio, confieso, no sabía si era un insulto o un halago, porque hubo comentarios como “esa chaqueta esta perfecta para el guayabo(Palabra coloquial para el famoso Hangover). Pero me daba igual, a mí me gustaba y eso bastaba Luego comprendí que algunos lo hacían con cariño. Y finalmente, me percaté de que era una manera de identificarme. ¿Eres modelo?” – me preguntó un profesor en primer semestre – no, ¿por qué?” , le contesté con algo de molestia, porque siempre estas muy a la moda y te ves como una” . A partir de ese momento intenté, con mucho recelo, de evitar ser metida en ese grupo.

Para mí una modelo era una chica súper voluptuosa, tipo Ana Sofía Henao (prestigiosa modelo colombiana que aparecía en todas las portadas de los cuadernos). En Colombia, las modelos son famosas por salir con hombres adinerados, reconocidas por muchas cosas pero nunca, en lo que yo recordaba, por su intelecto, susestudios o su gran personalidad.

Yo estaba trabajando para iniciar una carrera profesional, de destacarme por todo menos por mi físico; no creía conveniente ser estigmatizada como Natalia ’ la modelito’. Siempre fui una niña muy alta para la media de mi país, desde pequeña se le acercaban a mi madre para que participara en comerciales de televisión, y en la adolescencia me insistían que empezara una carrera en el modelaje. Más adelante me ofrecieron,en varias ocasiones,representar al Quindío en el Reinado Nacional de la Belleza de Colombia.

Natalia 1

De las anteriores, ninguna. Fui reina de mi colegio y me dediqué a bailar ballet, que era lo que más me gustaba. Más adelante, tuve que dejar el ballet e inicié con el tango, seguí estudiando, me fui un año a Europa y regresé para terminar mi carrera con una visión más distinta de la vida, de mi carrera y hasta de mi misma.Natalia 3

Hace poco publiqué una foto en mi Facebook, y me hicieron un comentario que decía algo como ‘tanto que te molestaba que te dijéramos que parecías una modelo en la Universidad y ahora solo publicas fotos de eso. Y sí, me convertí en modelo ya finalizando mis estudios, sin estar segura de tener lo que se necesita para hacer una pasarela exitosa, plasmar un sentimiento en una foto o servir de gancho e inspiración para muchos diseñadores.

Empecé vieja en un medio donde la competencia es feroz y a los 20 años la mayoría se están jubilando. Sin embargo, no lo había planeado. Se me presentó la oportunidad y decidí tomarla por pura y simple curiosidad, con el único objetivo de descubrir otra parte de mí misma, y a través de este proceso conocerme un poco más.

 

Natalia 7Para mí, ser modelo es difícil pero divertido, es como ser un lienzo en blanco dispuesto a plasmar lo que otros quieren expresar y creo que ahí esta la magia de este asunto, en que es todo un reto. Hay que ser actriz para transmitir un sentimiento en una fotografía. Hay que ser un guerrero, con una convicción invencible, para caminar en los zapatos y con la ropa de otro y salir vencedor por la pasarela. Jugar a ser estrella pero sin creérselo para no perder la humildad. Hay que evocar a las divas del pasado, para inspirar y ser inspirado, pero sin perder la esencia de lo que es uno y sin olvidar de donde vino, para no perder el horizonte. Hay que aprender a ver la belleza, más allá de lo físico, porque esto último pasa. Hay que ser más humano para cuando te tratan como un objeto…Natalia 5

Luchar contra los clichés no es fácil. Las modelos no comen, no sienten, no piensan, no hablan En un país con una historia marcada por el narcotráfico, donde la belleza va de la mano de prótesis de silicona, y la gente está acostumbrada a comprarlo todo. Aquí la mayoría se levanta para criticar en lugar de hacer. Señalar es más fácil que ayudar, y salir adelante es cada vez más difícil, independientemente del medio. Cada vez se expresa menos, se siente menos y se sueña menos en ésta, una jungla urbana.

 

Natalia Jiménez Aristabal , Bogotà mayo 2014- Mozzafiato Copyright

Fotografias por Camilo Suan

 

 

admin