Home / CULTURA / Brevi Racconti Inediti / Aaah, mmm, iii, (nnn o mmm)

Aaah, mmm, iii, (nnn o mmm)

 

Carlos regresó a su casa cansado pero feliz de poderse sentar y llamar a la chica que conoció el domingo.

Marcó el número rápidamente y solo después de varios tonos, respondió la joven.

Escuchando la voz de la chica, a Carlos le apareció en la cara una hermosa sonrisa.

Hablaron de algunas cosas que ocurrieron en los últimos días y comentaron sobre una canción que realmente les gustó mucho a ambos. Carlos sabía que si él sentía algo por una persona, tenía que decirlo de inmediato. Que era inútil y hasta dañino esperar. Así que tomando una breve pausa, le susurró:

Te extrañé.

Ella dijo después de un momento de silencio:

Aaah, mmm…

Carlos no quería perder la oportunidad y de nuevo le dijo:

Te extrañé.

Y ella respondió casi con apuro:

iii…

Y otra expresión que sonaba como “nnn” o “mmm”.

Hablaron de otras cosas y al final se despidieron.

Carlos un poco decepcionado se cepilló los dientes y se fue a la cama.

No sabía cómo interpretar esas expresiones.

Aaah, mmm, iii, (nnn o mmm)”

Pensó que probablemente a ella no le importaba. O era solo timidez.

Justo antes de dormirse se lo preguntó, pero tal vez en aquellas expresiones había una respuesta real. Un mensaje en clave.

A (a) M (mí) I (importa) N (nada)

O podría ser también,

A (a) M (mí) I (importa) M (mucho).

¿Entonces, N o M?” Se preguntó.

El significado cambia completamente.

Tuvo esa duda el momento antes de dormirse, pensando en si la expresión final fue “nnn” o “mmm”.

Pero en realidad, eso ya lo sabía en su interior.

Y una lágrima salió.

Baldassarre Aufiero, Armenia- Quindio ( Colombia) giugno 2013 – Mozzafiato Copyright 

 

 

Ufficio Stampa